13 abr 2015

13 abr 2015

Modelo australiano vs. Modelo chileno

Por:

Categoría: Charlas & Seminarios

No hay comentarios

Modelo australiano vs. Modelo chileno

 

En la sala 1 de la Escuela de Ingeniería Química se realizó, el pasado jueves 9 de abril, una nueva sesión del ciclo de charlas “Jueves Mineros”, organizados en forma conjunta por el PMI de Minería de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y el Instituto de Ingenieros de Minas de Chile (IMMCH).
 
Esta vez, la charla estuvo a cargo de Cristián Espinoza Camus, Ingeniero Civil de Minas y Magister en Gestión y Dirección de Empresas en la Universidad de Chile y M.Sc. en Economía de Minerales en Curtin University en Perth, Australia, quien presentó la charla “Educación en Minería: Modelo Australiano vs. Modelo Chileno”.
 
En ella, Espinoza presentó un documentado análisis sobre la oferta educativa chilena, acompañado con varias cifras sobre el modelo de educación existente en nuestro país -en lo referido a las carreras mineras-, y contrastándolo todo con Australia, principalmente en lo concerniente a las proyecciones laborales en las áreas técnico-profesional.
 
Según el expositor, en Chile actualmente existe un problema grave “independiente de la cantidad de jóvenes que están entrando o egresando como profesional o técnico en minería, y ese problema es que el 19.2% de las universidades que da la carrera, no tiene acreditación”, indicó Espinoza, quien manifestó sus dudas sobre el nivel que tendrán estos titulados.
 
En ese sentido, Espinoza destacó que las diferencias educacionales con Australia se dan tanto en el tiempo como en el tipo de estudio en que se desarrolla la carrera: “Primero, allá se estudia 4 años y no 6 como en acá. Mientras estás en la universidad aprendes lo teórico y lo práctico se conoce después, cuando ya estás trabajando”, señaló, destacando que si bien Australia es conocido mundialmente por ser un país de gran producción minera, tienen muy pocos de profesionales trabajando en ella.
 
“La mayoría de los estudiantes provienen del extranjero y en su gran mayoría son técnicos. Se da la paradoja entonces de que quienes terminan desarrollándose más son los extranjeros y no los australianos. Y además, está claro que la cantidad de profesionales que se genera en Australia no satisface su propia demanda interna, y por eso, ellos van a seguir mirando hacia el exterior”, puntualizó Espinoza.

Agrega tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *